"Nothing. . . Everything. . . Nobody. . . Somebody."

Monday, October 22, 2007

¿Habrá un protocolo para los libros controversiales?


Hace varios meses atrás, paseando por Crisol del Ovalo Gutierrez, me di con la sorpresa de una gran pila de ejemplares de Mi Lucha de Adolf Hitler. Era una edición de buen tamaño, 500 páginas, editada por una editorial llamada Solar, cuya página web www.edisol.com hoy se ha caído, no existe o quizás nunca existió.

Se notaba por el papel y por el diseño -dudoso gusto- que la edición era de bajo costo, casi hecha al guerrazo, al punto que cuando la hojeé y leí la introducción -una exaltación de Hitler y la reivindicación de su floro- dudé de la traducción y regresé el libro a su lugar. Quizás esperaba encontrarme con una edición crítica. Pero no, era una edición de propaganda.

Recuerdo haber tenido hace años una vieja edición de ese libro en mis manos -debe haber sido un ejemplar de la biblioteca de la universidad- al que llegué movido por la curiosidad y por enfrentarme a un título que ha estado más o menos indexado en mi cerebro. Leí varias páginas, aunque sin llegar a terminarlo. Desde entonces, esa enfermiza mezcla de visión política y ocultismo de Hitler siempre me ha llegado por lecturas de otros y, de alguna manera, apoyado por la anestesia y los colchones de otros.

Jamás he sido una persona particularmente arriesgada. Hago una comparación: digamos que a los dieciocho o veinte difícilmente me hubiese animado a tener una orgía (para estar a tono con las noticias). Del mismo modo, cuando era chiquillo siempre preferí tener algunos libros controversiales o peligrosos un tanto alejados. Cuando tenía veinte, por ejemplo, un amigo me inundó de libros marxistas hiperdogmáticos: historias de la filosofía desde el punto de vista "materialista" (la gran lucha contra el "idealismo", donde unos filósofos eran reaccionarios y otros progres); ensayos marxistas de literatura donde se seguía el mismo esquema, etc, etc. Eran libros editados en Cuba que leía con una fascinación hambrienta no sólo porque eran entretenidísimos, sino porque para mí representaban ponerse unas anteojeras nuevas y arriesgadas, casi como ver algo pornográfico.

Ahora puedo darme cuenta de otra razón por la cual esos libros eran magnéticos: porque implícitamente me estaban vendiendo una gran teoría de la conspiración, una lucha entre el bien y el mal, un escepticismo supuestamente iluminador que por arriba me decía que nada de lo que consumía tan alegremente era inocente, pero que por debajo me contagiaba de una paranoia hasta cierto punto excitante: había que pelear en el ring de las ideas contra las malas ideas engendradas en el capitalismo. ¡Había que dejar de ser etnocentristas! Y yo lo era, oh, burgués yo.

Pero no pasó mucho tiempo hasta que me dije basta. Entendí que todo era propaganda, que en esos libros no existía una real actitud de desentrañar o discutir las ideas, sino de colocarlas en un molde. En esos libros no existía la duda. Y hace años me era muy difícil convivir con libros o personas de convicciones tan opuestas a las mías (que recién se formaban y, supongo, se siguen formando), básicamente por miedo a ser arrastrado por esa fuerza tan atractiva de lo "indudable". Los libros puede que no cambien el mundo tan visiblemente, pero a los individuos sí. Y yo, en ese entonces, tenía esos extraños mecanismos de defensa. Mi lucha de Adolf Hitler estaba en ese rubro y no lo busqué más para terminar de leerlo hasta que me crucé en Crisol con ese ejemplar extravagante traducido por un apologeta cuyo nombre no recuerdo.

El fin de semana me volví a encontrar con muchos más libros de la editorial Solar (que tiene una colección llamada "Revisionismo Histórico") en Crisol . Siguen en la sección "Ensayo" y compartiendo góndola con alguien como Noam Chosmky, pero esta vez a la espalda, es decir, en un sitio un poco caleta. Los títulos son variados: "Me confieso antijudío" es uno de ellos y "Mi lucha" también está, pero en una edición mucho más pequeña (y creo que mucho menos confiable). Miguel Serrano -el escritor chileno nazi sobrino de Vicente Huidobro- es el autor de relieve aquí, porque varios de sus libros se pueden encontrar. Hay uno sobre cómo el nacionalsocialismo salvará a América del Sur. Y también otro llamado: "Los ovnis de Hitler contra el nuevo orden mundial." Los libros son abierta y furiosamente antijudíos y no es extraño porque Serrano también publicó en 1981 un libro llamado "Los protocolos de los sabios de Sión y su aplicación en Chile".

Teorías conspirativas, medias verdades o mentiras, ocultismo, esoterismo, mitos sobre el origen de la raza aria, Hitler como una encarnación del dios Wotan. Huevadas tras huevadas -de las muchas que dieron origen al nazismo en el siglo XX y a su racismo asesino simbolizados en la longeva esvástica de la cual se apropiaron- mezcladas con poesía, con la palabra amor y con la palabra Dios. En otras palabras: una religión abominable. Y al verlos tuve un mecanismo de defensa reflejo y extraño: me dije: si Crisol tiene una sección de esoterismo: ¿por qué no colocar esos libros ahí, junto con los horóscopos, el feng shui, los libros sobre el poder de la pirámide, los fantasmas, la "teosofía", los hombrecitos verdes, el ectoplasma y el tantra?

Por supuesto, nunca me cruzó por la cabeza la palabra censura. Todos tenemos derecho a publicar huevadas. Pero sí me puse a pensar que otros libros racistas quizás no tendrían cabida de esa misma manera en esa librería. ¿O hay un protocolo al respecto? No lo sé.

Surfeando por Amazon me choqué con el tristemente célebre: Los protocolos de los sabios de Sión (o The Protocols of the Elders of Zion). Ahí pude leer una nota editorial interesante de la propia empresa a propósito de una cadena por email surgida hace algunos años atrás:

A special note from Amazon.com
April 6, 2000

As some readers may be aware, a hoax e-mail has been circulating widely that falsely claims Amazon.com has favorably reviewed this book. This allegation is, of course, absolutely untrue. Nevertheless, this rumor has become so widespread on the Internet that it's already a recognized "urban legend," just like alligators living in the sewers. Amazon.com obviously does not endorse The Protocols of the Learned Elders of Zion. This book is one of the most infamous, and tragically influential, examples of racist propaganda ever written. It may be useful to some as a tool in the teaching of the history of anti-Semitism, but it's unquestionably propaganda.

Does Amazon.com sell this book? Of course we do, along with millions of other titles. The Protocols of the Learned Elders of Zion is classified under "controversial knowledge" in our store, along with books about UFOs, demonic possession, and all manner of conspiracy theories. You can also find books in other sections of Amazon.com's online bookstore that analyze The Protocols' fraudulent origins and its tragic historical role in promoting anti-Semitism and Jewish persecution, including A Lie and a Libel: The History of the Protocols of the Elders of Zion.

Should Amazon.com sell The Protocols and other controversial works? As a bookseller, Amazon.com strongly believes that providing open access to written speech, no matter how hateful or ugly, is one of the most important things we do. It's a service that the United States Constitution protects, and one that follows a long tradition of booksellers serving as guardians of free expression in our society.

(...)

Es una buena política para suscribir. Porque, finalmente, Miguel Serrano tiene este lado:





y también tiene este en Televisión Nacional de Chile:



¿O serán lo mismo?

4 comments:

Nayus said...

Si pues hay mucha pseudohistoria y pseudosociologia tirada por alli pero hay la libertad de expresion y de vender lo que sea.

El Cartero said...

Eso depende de quien venda. Libertad de expresión no es igual que libertinaje! pero todo se publica. Solo debemos tener cuidado.

无缝钢管-无缝管-钢管 said...

常年提供高、中、低压锅炉钢管、流体钢管、结构钢管、化肥专用钢管、石油裂化钢管、地质钢管、液压支柱钢管及合金钢管-无缝管-无缝钢管论文发表资讯/刊物信息,协助客户制定论文发表方案

SEO said...

Hi Best wishes
xicao love-流水线娱乐博客工程塑料