"Nothing. . . Everything. . . Nobody. . . Somebody."

Saturday, September 22, 2007

Fujimorizándonos


Muy buena la columna de Augusto Alvarez Rodrich hoy en Peru21, poniendo las cosas en perspectiva y haciéndonos notar el peso profundo que tiene este caso de extradición. Algunos puntos:

La decisión valiosa de la justicia chilena desbarata varias mentiras difundidas durante los últimos años. Una es que los expedientes de extradición estaban mal hechos.

Si esto fue mentira, ¿quién se encargó de propagar la mentira? No me parece poco asunto este, porque que yo recuerde, de todas las tiendas políticas y de todas las redacciones periodísticas se repitió lo mismo: que en derecho estábamos hasta las huevas. ¿Qué pasó?

Ahora, los seguidores del ex presidente van a querer cobrar el cheque político que han ido engordando en los últimos años en la cuenta aprista.

Este punto aún para mí sigue siendo gaseoso. Sobre todo porque el fujimorismo está tan alterado como un puercoespín asustado, lanzando mordiscos como loco, lo que no tendría mucho sentido si se sintiera blindado. Pero veremos cómo se comporta el Apra que no tiene la más mínima posibilidad de sacar cuerpo, hacer baile de teteo ni nada. Sorpréndeme, Alan.

Sin duda, el ambiente político se va a remecer por la presencia de Fujimori en el país, lo cual llevó a varios a defender -incluso de buena fe- la inconveniencia de que lo traigan pues ello produciría una perturbación de la estabilidad que necesita el país para progresar.

Sí, por un momento yo pensé lo mismo, pero qué equivocado que estaba, carajo. Esto de bajar a tierra a un ex-presidente y recordarle que fue elegido para servir y no para servirse es un baño cívico alucinante y lustral con harta baba de caracol. Simbólicamente, si todo termina bien, muchos peruanos nos sentiremos como neonatos republicanos con piel de melocotón. No hay duda de que la justicia es la gran piedra sobre la que debe sostenerse todo lo que se ha venido llamando "reconciliación".

(...) la misión fundamental del gobierno es evitar que la agenda nacional se fujimorice al punto que impida que la nación se concentre en lo que debe ser el objetivo principal de su gestión, que no es otro que abocarse a reducir la pobreza y a elevar la competitividad del país (...)

Qué difícil que será esto. Aunque en un momento se pensó lo mismo cuando se capturó a Montesinos. Por lo tanto, se pondrá a prueba qué tanta fanaticada tiene Fuji, porque esa parece ser una pata de la mesa estratégica: poralizar el país. También en este punto se acabarán pronto las especulaciones. ¿Realmente hubiese ganado Fujimori si postulaba el 2006?

Se trata, sin duda, de un caso histórico y sin precedentes. Por un lado, es la primera vez que se extradita a un ex presidente para ser juzgado, en su país, por violación de los derechos humanos. La atención mundial estará puesta, por tanto, en lo que haga la justicia peruana.

La atención mundial. El Perú como ejemplo de una impecable administración de justicia. Qué tal paradoja.


1 comment:

Nayus said...

Cual "de buena fe" jejeje?