"Nothing. . . Everything. . . Nobody. . . Somebody."

Wednesday, August 1, 2007

Macondolypse Now!


Leyendo el blog Luz de Limbo me entero del texto que publicó hoy Julio Ortega en El Comercio, quizás la pieza que faltaba en ese delirante rompecabezas sobre los plagios de Bryce. Si antes habían salido los plagiados indignados a declarar a la prensa para hacerle apanado al escritor, el crítico es el primer plagiado que reconoce haber sido cómplice de su propio plagio. The plot thickens.

El texto es maravilloso, mágico, fantástico y macondiano, o sea, una gran metida de dedo (no el dedo medio, sino los cinco, o sea, un fist fucking). Pero bueno, todos somos amigos aquí, así que choca ese vaso y chupa no más. Palabras más, palabras menos, con ese estilo flotante tan caro a Ortega, que dice y no dice, que quiebra y amaga, el texto alega que ya que Bryce es el gran desautorizador de la autoridad de la literatura peruana (autoridad de autor y autoridad como poder, me parece que conviene subrayar), el plagio no sería otra cosa que una última vuelta de tuerca en ese proceso. Qué importa la verdad, huevofritos, la verdad sólo la buscan los policías (y los de una dictadura de derecha, dice en su ejemplo). Pobres envidiosos, ¡como no se dan cuenta!

Me he carcajeado. En fin, los dejo con esta pastilla para la moral de Ortega para que duerman mejor:

Todos los textos vienen de otros textos y terminarán en otros más. Cualquier escritor serio lo sabe, y lo celebra. Como dijo Borges, la literatura no es de nadie, es de la tradición, que es de todos, y del idioma, que los hace suyos.

Let's celebrate.

2 comments:

Víctor Coral said...

como he dicho en mi blog, no me sorprendería que Bryce y Ortega hubieran levantado lo de este "plagio consentido" para que alguien cayera en el juego y luego desmentirlo. Tretas de viejitos juguetones.

Fantomas said...

sí, lei tu comment y estoy totalmente de acuerdo. es una payasada, aunque con un baja colateral: fernando vivas, a ver si responde (o, más bien, pisa el palito).

nunca confié mucho en la academia, pero sí me raya que estos profesores saboteen un poco la razon de ser de sus profesiones, por más juego que sea. como tambien dijo un comentarista en tu blog, ortega enreda tanto las cosas que mezcla papas con camotes, o sea, literatura -donde el plagio, la influencia, la reescritura o como se llame, valga y pase- a la copia literal de articulos periodisticos de media caña. ortega me ha hecho recordar, en su conchudez, a los juegos de beto ortiz.