"Nothing. . . Everything. . . Nobody. . . Somebody."

Saturday, August 25, 2007

7.9


Ya varios en la cholósfera se han despachado sobre el tema del Pisco 7.9 con el mismo espíritu con el que sacaron las chairas para hacer tajaditas la Toronja a propósito del afiche del Festival de Cine de Lima. Dramas, autopuniciones, reconvenciones cojudisimas salidas de la corrección política: el nombre de un trago no podía tener el nombre de una cifra. "Falta de respeto con las víctimas!" se gritó. "Aprovechan para hacer negocio esos malditos", dijeron otros, los más rojimios (y después de leer a de La Jara y su manera tan polite de decirle conchatumadre a Aldo Mariátegui, sí dan ganas de convencerse de que ciertos rojos tienen un serio problema para salir de la operetta, de la vida vista como un culebron inhóspito y gris, o una pela de Lang donde la vida se divide entre los de la superficie y los subterráneos).

Felizmente, acabo de leer a Lauer en La República que separa paja de grano para dar su voto a favor del 7.9. Da varias razones, pero me quedo con un par: el nombre sirve de advertencia y, además, es un buen gancho para algún productor que sí quiera aprovechar la gran publicidad gratuita que ya tiene. ¿Indolencia? No: es la posibilidad de volver a la vida normal cuanto antes. Es decir, let's get back to business, lo único que nos puede sacar de la pobreza.

Ayer por pura casualidad veía a Penn & Teller tratando el tema de ground zero y los retrasos espeluznantes que ha tenido la reconstrucción del lugar. Nadie se pone de acuerdo sobre qué debe ir ahí o cómo debe ir. ¿Sólo un sitio para recordar a las víctimas o algo que también sea viable comercialmente? La respuesta de los ilusionistas-comentadores políticos fue la más fácil, la más lógica y la más respetuosa:



Después de varios días de insomnio, solidaridad y miedo es hora de volver a la normalidad. Desahuevina para todos: a seguir produciendo, y si los payasos son necesarios para desestresarnos, pues bienvenidos sean. Business as usual, motherfuckers.

7 comments:

ocraM said...

je. francamente creo que Lauer y tú defienden el nombrecito únicamente por dar la contra.

en realidad, el Pisco 7.9 iba en contra de ese sueño solidario que Roberto Lerner ha llamado "un Tarata geofísico", el descubrimiento a la bruta de los otros y esa sensación medio culposa de "uff casi me toca a mí" que ha movilizado miles de atunes de conserva.

era un poco como decirle a la gente, ah, chévere que no tengas dónde dormir, mientras te llega tu carpa deja que el Perú oficial siga vendiendo su marca país. o sea, siga proyectándose hacia afuera y no hacia adentro, que es donde -aunque frívolos como Rey y Lauer no se den cuenta- se le necesita.

ojo_deagua said...

Hay algunos, pobre diablo, que con todo el oro del mundo no han de dejar sus miserables pobrezas humanas.

rey, mariategui, lauer, la lista es larga y por supuesto, con este tu postcito, vas derechito a tan selecto grupo, eso si, de VERY BIG
MOTHERFUCKERS.

nayus said...

porque la normalidad aun es lejana para todos los afectados, por eso es imprudente

Manito de Cuy said...

La frivolización de la tragedia es un mecanismo de escape cuando el inconciente, frente a un hecho grave que toca sus fibras mas sensibles, intenta por todos los medios autoprotegerse.

El colocarle al pisco un nombre tan controversial pone de manifiesto que lo mas importante no era el agradecimiento propiamente dicho, por que para ello hubiera bastado con obsequiar el Pisco mas fino que nuestras productoras puedan elaborar. Lo importante para el creador de la idea era restregar sobre la llaga, poner el dedo en la herida nuevamente, poner cara de "mirame pobrecito de mi", "apoyame varón" y otras cojudeces mas, que un pueblo digno no puede ni debe permitir.

Basta de hacernos la victima de las desgracias naturales. Si ellas vienen, pues a luchar con energía, a no darse por vencidos jamás. Pero, por favor, no intentemos -por intermedio de algunos de nuestros descerebrados políticos - dar lastima por ello.



MANGA DE SINVERGUENZAS !!!

QUE SE VAYAN TODOS !!!
QUE SE VAYAN YA !!!

.

Chincha, mon amour said...

“Pero 7.9 es también una advertencia.”

A ver a ver, la poesía de Lauer es barroca pero con algún esfuerzo se llega a entender.

Creo que quiere decir lo siguiente: que si se pone de moda el Pisco 7.9, eso sería sumamente beneficioso porque entonces al momento de chuparlo el consumidor quedaría debidamente advertido de tres cosas importantísimas:

1. Que algún día hubo en Pisco un terremoto 7.9.

2. Que podría haber otro, de menor intensidad o de mayor intensidad.

3. Que si hay otro de mayor intensidad, el Pisco 7.9 podría relanzarse sin mayores dificultades a partir de lo señalado por los sismógrafos. (Aggiornamento etílico)

Los que tengan miedo de entender estas enormes ventajas, que se vayan.

Roberto said...

claro, como chiste del weekend update con tina fey, lo máximo.

en realidad ver a rey sosteniendo la botella parece una escena del monty python flying circus. pero cuando luego caes en cuenta que es un ministro de estado, como que despiertas y dices, no, no pueden ser tan brutos.

mira, yo hasta hubiera preferido que sea una iniciativa privada, que alguien se aproveche del asunto y que mañana podamos reírnos de todo (si se pudiera). pero como forma de agradecimiento, uhm. nop.

(el martes el ejército peruano sacará su botella de ron 69280, en honor a las décadas de violencia política).

Anonymous said...

fantomasperu:

por favor...ándate a la concha de tu madre.