"Nothing. . . Everything. . . Nobody. . . Somebody."

Friday, June 29, 2007

Un monstruo llamado Paris


Je ne comprend pas. Hace unas semanas fue MVLL quien apretó la alarma sobre la "civilización del espectáculo", comentario con el que algunos asintieron -yo sigo discrepando amablemente- y hoy, más o menos en la misma línea, Fernando Vivas despotrica de Paris Hilton y su monstruosidad mediática, argumentando que su fama no se debe al talento, como supongo debería suceder en un mundo perfecto, sino a nada. Pero la columna empieza mal, con una confesión que podría llevar al tacho lo demás: "Probablemente ustedes conocen a Paris Hilton mejor que yo, así que no voy a perder el tiempo evocando su árbol genealógico, su prontuario y su megaherencia". Si no la conoces bien, entonces ¿a cuento de qué viene la opinión?

Vivas es un capo escribiendo, pero esta columna le salió a post de blog (como éste) y a rabieta de mayor de 40. De todos modos, me hizo pensar en las cosas que yo conozco de Paris, chiquilla que me cae estupendamente bien y que es depositaria de todo nuestro sentido cojudo de la existencia. Es un recyble bin necesario.

Dato de ayer captado por VH1: Paris tiene los pies gigantes, casi tan notoriamente gigantes como los de Shaquille O'Neal. ¿De dónde salió esa info? De su libro (¿cómo que no tiene talento?) que pueden chequear por aquí. De acuerdo, no lo escribió ella precisamente, pero al menos sí lo contó o leyó. Y también es actriz (pésima, he ahí el encanto), y también era un cague de risa en su reality junto con Nicole Richie (dicho sea de paso, una buena idea para reality: dos pelotudas tratando de hacer lo que la gente común hace, gran spin-off de la canción de Pulp). Con ese colchoncito informativo y célebre, cuando salió 1 Night In Paris, su video porno no autorizado, lo busqué por todas partes y ahí estaba: tetas (chiquitas), coño y una gran felación. Algunos amigos me dijeron que sin ropa Paris no era nada. ¡Falso! Fue una buena tarde de morbo para mí y para los aficionados al género (a saber, "ver calatas o semidesnudas o en actitudes sexuales veladas o explícitas a celebridades"; todos tenemos un Mr. Skin por dentro). Y la Hilton no desaprovechó la oportunidad para igual obtener regalías. Hay que tener talento para tener el pellejo duro y no sólo para morderlo.

Pero hay un detalle más que rescata a Paris de su inane monstruosidad, el más importante. Y ese es su estilo. Supongo que si no eres mujer es difícil comprenderlo, pero al menos por las chicas que conozco, poquísimas no reconocen que Paris se viste de la puta madre. Y ya saben que la ecuación ropa y mujeres es casi tan sagrada como la trinidad. Ellas la adoran: es fresca, ligera, feliz, y puede ser estrambótica sin que se le vea el esfuerzo (compárenla con la Lohan). She's a fucking model, for god's sake! Pero si la ropa y los accesorios te importan un pito, si eres un hombre que no comprendió tampoco Marie Antoinette de S. Coppola, pues sí, Paris es una reverenda hueverta. O, the humanity.





3 comments:

tomviolence said...

fantomas... esa chapa se la pusieron a vivas. tienes una obse con f. vivas?

Fantomas said...

ja... no tenia idea.

LuchinG said...

Con la diferencia de que a esta versión de Fantomas no la noto muy elegante. Debe ser el de Fantams a equivalente Batman de los 60`s